Fascinación por la vida

Divagaciones mentales de Alberto Gimeno

Libia sí, Libia no

Se está criticando mucho al Gobierno por haber intervenido junto con otros países occidentales en Libia. Se está recuperando el #noalaguerra para criticar a aquellos que dijimos NO a la guerra de Irak (sí, me incluyo) y ahora no decimos nada por la intervención en Libia.

Creo que las dos situaciones son enormemente diferentes. En la guerra de Irak:

  • Se dijo que era porque Sadam tenía relaciones con Al Qaeda y porque había armas de destrucción masiva. Y era mentira. Realmente no había motivos legítimos para intervenir.
  • Se hizo a espaldas de los ciudadanos.
  • Se hizo sin resolución de la ONU.
  • Se invadió y se ocupó el país.

Ahora en Libia:

  • Se hace (oficialmente) para evitar una masacre de Gadafi contra su propia población. Si no hubieran intervenido fuerzas internacionales podría haber habido un enorme baño de sangre en Bengasi. Se hace, por tanto, para evitar un genocidio.
  • Se hace con la legitimación de la Liga Árabe y de la ONU.
  • No se interviene en tierra. Por lo tanto no habrá ni invasión, ni ocupación.

Por todo ello me parecen situaciones MUY diferentes. No obstante también tengo dudas y quejas.

  • Los países occidentales han sido cómplices de estos tiranos por venderles armas y mantener acuerdos con ellos.
  • No están muy claros los límites y todas las intenciones de la actuación por parte de las fuerzas internacionales.
  • Quizá si Libia no tuviera gas y petróleo no se hubiera actuado.

Pese a todo ello, creo que ha sido mejor intervenir que no intervenir. Yo digo NO A LA GUERRA, pero cuando digo eso me refiero a las guerras sin legitimación por ningún lado, a las guerras de ocupación, a las guerras construidas con mentiras, a las guerras innecesarias. Sí, “innecesarias”, porque hay otro tipo de guerras, las guerras necesarias. Muy a mi pesar esas guerras existen. Y para convencerse sólo hay que poner un ejemplo: el holocausto judío. Si un país, ahora, estuviera matando a millones de personas en cámaras de gas, yo diría SÍ A LA GUERRA. Sí a esa guerra. Creo que los crímenes contra la humanidad sistemáticos, no aislados, son motivo suficiente para iniciar una guerra.

Evidentemente Gadafi no está exterminando a la gente en cámaras de gas, era sólo un ejemplo de por qué algunas guerras son necesarias y otras no. Y en el caso de la intervención militar contra Gadafi, yo, en principio, estoy de acuerdo. Seguro que las fuerzas internacionales cometen errores y hay demasiadas sombras que deberían clarificarse. Pero en el concepto estoy de acuerdo. Habrá que ver lo que sucede a partir de ahora para ver si aciertan en el concepto, pero se equivocan o no en las formas.

Y para terminar. Hablo de “guerra”, aunque no sé si llamar a la interfención en Libia “guerra” o no.

Actualización: sé que la II Guerra Mundial no empezó por el holocausto judío. Simplemente digo que si ahora hubiera un holocausto similar, como ejemplo, yo sería partidario de emprender acciones militares para evitarlo.

Actualización 2: Lectura fundamental: comunicado de la comunidad de residentes libios en España. Copio y pego el primer punto:

Que la intervención de las Naciones Unidas ha sido solicitada por el pueblo libio como grito de auxilio y como última esperanza para defenderse del bombardeo indiscriminado de las brigadas de Gadafi. Queremos recordar también que la ONU, la Liga Árabe, la opinión publica árabe y la Organización de la Conferencia Islámica (OCI, organización integrada por 57 países y la única que reúne a las naciones de mayoría musulmana de todo el mundo) han defendido el deber moral de salvar la población civil de un genocidio, por lo que en ningún caso es creíble la proclama de Gadafi en el sentido de que en país se enfrenta a una nueva Cruzada

Written by gimenete

Lunes, marzo 21, 2011 a 2:25 pm

Publicado en política

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Amén hermano!

    Alberto

    Martes, marzo 22, 2011 at 1:51 pm

  2. Pues sí y no. y me intento explicar.

    Yo también me declaro en contra de las guerras, en general de cualquier manifestación violenta pero considero que en algunos casos puede estar justificada como la defensa o como la intervención para evitar un mal “objetivo” si es que se puede definir así un mal.

    Yo también grité un “No a la guerra” (de Irak) y los motivos principales eran que no quería sentirme cómplice de una masacre injustificada, se ha demostrado que no había armas y que los intereses económicos estuvieron por encima de cualquier tipo de intervención por la “paz”.

    Creo que habrá poca gente a favor de que el señor Gadafi se empiece a cargar a la población de manera indiscriminada pero bien es cierto que lo mismo está pasando en varios países del mundo y ninguno de los señores de occidente se les ha ocurrido echar una manita, y claro, ya nos han engañado muchas veces y es difícil pensar que esta vez sí, es por una buen causa humanitaria.

    Jaime

    Martes, marzo 22, 2011 at 2:32 pm

  3. Entrada cojonuda, +1 a cada una de los parrafos.

    Jordi

    Martes, marzo 22, 2011 at 3:23 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: