Fascinación por la vida

Divagaciones mentales de Alberto Gimeno

El 15M empezó hace siete años

Por fin consigo encontrar un hueco para hablar de las movilizaciones sociales que ha habido durante mayo y junio en España. Del contenido y de las propuestas, voy a hablar más bien poco. Voy a centrarme en los antecedentes del 15M que para mi se remontan a ¡hace 7 años como mínimo! Y también voy a hablar un poco del presente, y del futuro también. De cómo estos movimientos sociales van a cambiar la política y la sociedad en general. Viviremos una primavera europea, así como en África han vivido su primavera árabe. Quizá tardaremos años, pero esto es imparable.

Los antecedentes

Si me preguntan cuándo empezó todo esto diría que al menos hace 7 años. ¡¿Cómo?! Sí, o incluso antes. No me refiero a las reivindicaciones del 15M en concreto, algunas de ellas estrechamente vinculadas con la crisis de 2008 y otras no. Me refiero al fenómeno de la organización ciudadana espontánea gracias a las nuevas tecnologías. Repito, cuando digo que esto empezó hace 7 años (al menos) no me refiero a las reivindicaciones ni la ideología. Me refiero a lo que he puesto en negrita.

¿Pero qué pasó hace 7 años?

Al fin la tecnología […] ha aparecido en la vida política española para quizá cambiarla para siempre. Miles de ciudadanos fueron convocados a manifestarse […] agitaron ayer las conciencias más allá de los mass media y consiguieron que miles de personas se echaran de nuevo a las calles […]. El fenómeno ha llegado a España a través del medio preferido por los jóvenes: los mensajes de teléfonos móviles.

¿Los mensajes de teléfonos móviles? Eso es. Ahora reemplaza “los mensajes de teléfonos móviles” por “las redes sociales” y tienes una afirmación que se ajusta totalmente a lo que ha pasado en el 15M y el 19J. Y esta afirmación realmente es del 14 de marzo de 2004: El día que los SMS cambiaron la política. El día en que la gente se dio cuenta de que tenía en sus manos el poder de comunicarse con miles de personas, organizarse, salir a la calle, y protestar. Y 7 años después lo tenemos más fácil: mejores medios para informarnos, comunicarnos y organizarnos: facebook, twitter, vídeos subidos a youtube / vimeo / etc, blogs, fotos subidas a flickr, ¡incluso he llegado a ver en directo la puerta del Sol por streaming!

Ah, ¿pero no recuerdas qué pasó esos días? Unos vídeos muy cortos te refrescarán la memoria. Pon atención sobre todo a la locución y verás que hay momentos en los que perfectamente podría ser una noticia sobre el 15M:

A estas alturas quizá te resulte sorprendente, porque la memoria falla, pero quiero que recuerdes que hace 7 años la gente también pasó la noche en la puerta de El Sol:

Y este otro vídeo resume todo lo que voy a seguir exponiendo:

Has oído bien ¡¡en Filipinas derrocaron en 2001 a su presidente organizándose ayudados por los SMS!!

Sucede que de repente podemos organizarnos de manera distribuida mucho más fácilmente, sin necesidad de estructuras jerárquicas rígidas (como partidos políticos o sindicatos). Y lo podemos hacer de manera espontánea, en cualquier momento y en cualquier lugar. Tras el 15M ha habido concentraciones en ayuntamientos, parlamentos,… También son conocidas, antes y después del 15M, las protestas que han evitado deshaucios, etc.

Ahora es más fácil que nunca organizarse de manera distribuida y espontánea. Y esto tiene ENORMES ventajas. La frescura, la posibilidad de hacer multitud de acciones simultáneas,… Y lo más importante quizá: la fortaleza. Como no hay cabezas visibles los medios de comunicación no tienen la posibilidad de destruir mediáticamente a esas cabezas visibles. No tienen trapos sucios que buscar, fotos o afirmaciones comprometidas que publicar, ¡y tampoco tienen a quién sobornar! Algún político ya se ha dado cuenta de que eso le supone un problema.

Sólo puedo verle algún problema a esta forma de organización y protesta, que en mi opinión es secundario. Ocurre que cualquiera puede realizar una acción que el resto del movimiento no comparta, pero autodefinirse como miembro del movimiento. Eso puede desacreditar al resto del movimiento. Pero creo que es un problema que desaparecerá con el tiempo. Los ciudadanos aprenderán a discernir, y las organizaciones aprenderán a distanciarse de los que intoxiquen los objetivos de estos movimientos.

El presente

Hablemos un poco del presente. Del 15M… El 15M en su totalidad ha propuesto muchas cosas. Muchas de ellas sencillas y factibles que se podrían hacer ya mismo. Para informarse de todas o casi todas os recomiendo este recopilatorio, este otro artículo que publiqué y por supuesto el manifiesto de Democracia Real Ya, principal agrupación convocante. Además del artículo La necesaria segunda transición.

De entre las propuestas yo destaco por encima de todo la necesidad de una ley de transparencia. Es FUNDAMENTAL para una democracia real. Por ejemplo ¿cómo puede ser que llegue un nuevo gobierno a una autonomía y diga “vamos a tener que recortar nuestro programa electoral porque no hay dinero, el anterior gobierno no ha dejado nada en las arcas”?. ¡Vamos a ver! ¡¿Y cómo es que nadie se ha enterado antes?! Pues por la opacidad de las administraciones públicas.

Y no sólo de dinero va esto. Cualquier cosa que sepa una administración pública debería poder saberlo cualquier ciudadano (*), y ese derecho debería estar reflejado en una ley. (Aclaro: cualquier dato siempre que no sean datos muy personales o datos cuya publicación entrañe un riesgo de seguridad física para alguien).

Con una ley de transparencia tampoco podrían ocultarnos durante 7 años un estudio sobre tóxicos en el pescado. Por estos dos ejemplos y mucho más es necesaria una ley de transparencia que otorgue el derecho a los ciudadanos a consultar cualquier dato que manejen las administraciones públicas. Y es más, que esa consulta sea gratuita y se pueda realizar de forma telemática (por Internet por ejemplo). Y es más, daría la obligación a las administraciones a que publicasen los datos incluso sin petición previa, de manera automatizada, a través de formatos de archivo abiertos, y sin demora: desde que el dato es creado es accesible. Nos convertiríamos en 40 millones de auditores de la gestión de nuestros políticos. ¡Ley de Transparencia YA! ¿Sabías que somos el ÚNICO país de la UE sin una ley de transparencia? Así es. Estamos a la cola en esto también.

En Reino Unido por ejemplo hay una ley que ampara el derecho a saber. Y recientemente una serie de periodistas pidieron saber en qué se gastaban el dinero los diputados. El resultado fue un escándalo. Se gastaban miles de euros supuestamente en dietas, pero compraban flores y bombones, entre otras cosas, por valor de miles de dólares. Buscad “escándalo de las dietas Reino Unido” para ampliar información.

Mientras aquí en España el gobierno parece que está dando pasos, pero son muy insuficientes, sobre todo porque no existe obligación, así que publican y publicarán sólo lo que les interesa.

El futuro

Bueno, pasemos a hablar también del futuro… Las nuevas tecnologías están cambiando las empresas, la forma en que nos comunicamos, y es la hora de que las nuevas tecnologías cambien la política. Está en nuestras manos, podemos si queremos. Al principio tuvimos SMS, ahora redes sociales, y quién sabe lo que tendremos dentro de unos pocos años. No sé si el 15M conseguirá grandes cosas. Pero de lo que estoy seguro es que, pase lo que pase, este tipo de manifestaciones ciudadanas sólo puede ir a más. Quizá con otro nombre, con otras siglas, con otro contenido,… Pero estamos viviendo el comienzo del fin de la política tal como la conocemos ahora.

Los ciudadanos durante siglos han temido al poder establecido. Ahora el poder establecido es el que debe temernos a nosotros. Quizá pasen años hasta que veamos cambios drásticos, pero esto sólo puede ir a más. Gracias a las nuevas tecnologías nos podemos organizar y nos podemos informar. Sí, informarnos. Y mucho ojo, podemos enterarnos de casi todo. Ahí está como ejemplo Wikileaks. De un modo u otro acabaremos sabiendo lo que hacen nuestros gobiernos, empresas,… O se hacen transparentes por sí mismos o usaremos otros canales para vigilarlos.

Y me alegra ver que algunos sectores se están dando cuenta. Aquí en España, por ejemplo, un sector dentro del PSOE ha creado una iniciativa llamada Socialismo Abierto. Y en EEUU está el extraño caso de un congresista que explica en Facebook el sentido de su voto cada vez que vota en el Congreso.

En definitiva, en mi opinión, esto es imparable. Esto no ha hecho nada más que empezar. En el norte de África han conseguido derrocar a dictadores. En Europa tardaremos más, pero también conseguiremos cambiar nuestros sistemas de gobierno. Para acabar con la corrupción, la especulación,… y conseguir una DEMOCRACIA REAL en la que el pueblo sea REALmente soberano.

Conluyendo

Para finalizar quiero que veas un vídeo. Puede que la organización Anonymous no te de buen feeling o que el montaje del video te parezca más parecido al de una película de acción, pero me gustaría que te quedases con el mensaje. ¡Que lo disfrutes!

Written by gimenete

Viernes, julio 15, 2011 a 10:35 am

A %d blogueros les gusta esto: