Fascinación por la vida

Divagaciones mentales de Alberto Gimeno

Religión, ley, y convivencia

Hijab

Niña con hijab

Durante las últimas semanas ha sido frecuente ver en los informativos el caso de una niña a la que no se le permite acudir al colegio con el velo islámico, el hijab. Este hecho no es nuevo, y temas similares se van a repetir durante mucho tiempo. En otros países también está ocurriendo, y con extremos muy diferentes. Por ejemplo en Turquía el velo está prohibido en clase pese a ser un país de mayoría musulmana. En Francia está prohibida cualquier manifestación religiosa, incluída el hijab.

Esto va mucho más allá que una simple prenda de ropa. Creo en un estado laico. Respeto las religiones, pero los creyentes deben tener en cuenta que la ley va antes que las creencias religiosas u otras costumbres. Las leyes están hechas para convivir entre nosotros, y a veces la religión puede entrar en conflicto con esta convivencia. Específicamente el hijab siempre que sea una decicisón personal y no una imposición no creo que genere ningún problema de convivencia. Sin embargo ejemplifico otros casos en los que los creyentes deben subordinarse primero a la ley, antes que a su religión:

  • Los hinduistas creen que las vacas son sagradas. Si algún hinduista posee una vaca y por una enfermedad como la de las vacas locas es necesario sacrificar a su vaca (aunque sea por prevención y no esté afectada), lo siento, la vaca debe ser sacrificada.
  • Si una persona confiesa ante un cura católico un delito, lo siento, antes que el secreto de confesión está la ley, y si el cura no lo denuncia es cómplice del delito.
  • La ablación de clítorix, la lapidación, etc. de ningún modo deben ser legales.
  • Si la mayoría de la población está de acuerdo en la ley del aborto, aunque tu religión lo vea como algo abominable, lo siento, cumple con tus creencias, pero a los demás dales libertad para actuar con su conciencia.
  • Si tu religión ve como pecado la homosexualidad, lo siento, los demás no vemos problema alguno en este tipo de relaciones.
  • Si tu religión no te permite transportar bebidas alcohólicas, no trabajes de reponedor en un supermercado. Esto ocurrió en Inglaterra si no me equivoco, cuando un reponedor se negaba a transportar cerveza o vino o cualquier bebida alcohólica.
  • Si no puedes trabajar determinados días de la semana, o determinadas horas del día, o si tu religión en general te limita en tu trabajo, lo siento, o lo compensas de modo que no provoques ningún inconveniente en tu trabajo, o cambias de trabajo, o cambias de creencias.

También hay algún caso en el que quizá la ley pueda cambiarse sin perjuicio de nadie para aceptar costumbres, como que los musulmanes no entierran a sus difuntos en ataudes y sin embargo la ley española eso lo impide. Es obligatorio en España enterrar a los difuntos en ataudes.

Creo firmemente que la religión debería apartarse de cualquier institución pública. Sin embargo en temas personales que no afectan a la convivencia no tengo inconvenientes en que cada uno haga lo que quiera. Ahora bien también considero al hijab una prenda de ropa que puede degradar a la mujer. Pero bueno, siempre que lo hagan por voluntad propia, adelante. Tampoco me meto con la gente que se fustiga durante la Semana Santa cristiana.

No obstante, habría que definir bien qué se permite y qué no. Habría que acordar qué es aceptable y qué no. ¿Podría ir desnudo a clase si mis creencias me obligan a ello? ¿Podría ir vestido de pirata si mi religión lo requiere? ¿Se deben permitir los piercings, tatuajes, determinadas prendas de ropa como gorras, minifaldas,…?

En conclusión pienso que esa niña no debería tener inconveniente en llevar el hijab. Pero deberían concienciarse todos los creyentes que cuando una creencia o costumbre suya dificulte la convivencia por la naturaleza de esa creencia, deberán subordinarse a la ley. Y no estoy hablando sólo de musulmanes: antes he puesto claros ejemplos de creencias cristianas, como el secreto de confesión. Si por mí fuera quitaría los crucifijos de las aulas, quitaría el crucifijo en la jura de los ministros, quitaría las misas militares, quitaría los privilegios de la Iglesia,… Quiero un estado laico, y respeto las creencias, pero no creo que estas deban intercedir en la convivencia. Y creo que estas creencias deben estar por debajo de la ley. Ninguna creencia ni si quiera las creencias cristianas (ni por aquello de ser la mayoritaria en España).

Para un creyente su religión es su ley, la Ley de Dios. Lo sé, pero lo siento, deberían replanteárselo o podrían acabar en la cárcel.

Actualizado. Añado algunos enlaces interesantes de noticias relacionadas:

Written by gimenete

Jueves, abril 29, 2010 a 12:55 pm

Publicado en opinión

Tagged with , , , , ,

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Comparto tu opinión casi al 100%. En lo esencial, que es el espíritu del post, estoy plenamente de acuerdo. Sólo añadiría un matiz.
    Dices varias veces que el hijab puede degradar a la mujer. Cuidado con esto; el hijab degrada a la mujer a ojos de un cristiano occidental (no me refiero a fe sino a origen cultural). Pero no tengo (nada) claro que degrade a la mujer a ojos de un musulmán. Es un matiz muy importante porque la hijab es más cosas que una prenda para tapar el pelo de las mujeres. También es, por ejemplo, un elemento de identidad, no sólo religioso. No tengo tan claro que degrade a la mujer.
    Y, en caso de hacerlo, tampoco acabo de tener claro que yo (léase nosotros) tengamos derecho a obligar a nadie a tener una libertad que no pretende.
    Recuerdo que, cuando era pequeño, Pedro Ruiz hacía una imitación de Fraga y su personaje decía; “Voy a hacer una España libre. Y al que no sea libre, le obligaré a ser libre.” Un poco caricaturizado, eso es lo que intuyo de lo que queremos hacer con ellas.
    Por otro lado, compararlo con ir desnudo o de pirata es un absurdo. El caso es que eso no se produce. Lo digo porque es evidente que la dialéctica bien/mal es cultural. No hay un derecho natural, como las religiones pretenden. Ir desnudo por la calle es malo porque todos lo percibimos como tal, no porque realmente sea malo ir desnudo por la calle.
    Pero sobre ir desnudo a los sitios no hay debate, no tiene mucho sentido compararlo porque eso haría cambiar radicalmente la propia esencia de ir desnudo. No sé si me explico muy bien. Si una religión (que no sea una secta en tamaño, me refiero) pidiera ir desnudo por la calle, para mi, el debate cambia.
    Dicho todo esto, comparto contigo que hay aspectos de la religión que no tiene más remedio que aceptar la opinión general; el aborto es un buen ejemplo. Sobre todo porque no ejerce ninguna dificutad para cumplir con la fe a los que la profesan.

    Alberto

    Jueves, abril 29, 2010 at 1:15 pm

  2. Lo de “degradar” efectivamente es desde un punto de vista occidental. Por eso he puesto el “puede”.

    Los otros ejemplos que he puesto han sido un poco forzados a propósito, pero son reales. Sobre la desnudez, por un lado hay playas nudistas, pero luego hay municipios que intentan prohibirlo. Hace poco detuvieron a un hombre que se paseaba desnudo por Bilbao, y hay gente ha creado poblados nudistas. Y hay otro tipo de personas nudistas que lo son porque creen que deben ir así (deben pertenecer a alguna secta). Puede parecerlo, pero puede no ser tan trivial. Y sobre lo de ir disfrazado de pirata, es una parodia del “pastafarismo”; solamente lo hacen para que la gente piense dónde está el límite. Dónde está la frontera entre lo aceptable y lo no aceptable. Un hijab sí, una gorra de béisbol no, de acuerdo, pero cómo defines el límite. Una costumbre musulmana sí, pero otra costumbre más minoritaria no? (ej: ir desnudo).

    En definitiva mis ejemplos iban destinados a que se meditara sobre dónde está la frontera, dónde poner el límite. Es difícil.

    ¡Un saludo! Gracias por el comentario!

    gimenete

    Jueves, abril 29, 2010 at 3:17 pm

  3. Tienes razón! Es chungo definir los límites. Por lo que digo; las cosas son buenas o malas en función de la percepción de la sociedad.
    No conocía lo de los piratas, sí lo de los nudistas. Sé que detrás del naturismo hay una cierta filosofía. Pero creo que es muy minoritario. Demasiado como para entablar el debate al nivel de compararlo con las creencias religiosas.
    De todas formas, llegado el momento en el que los nudistas representaran un nivel de población suficiente, a mi no me importaría debatir su ideoniedad. Incluso te diría que, si el volumen fuera suficiente, no me importaría que gente pudiera ir desnuda por la calle. Mientras no limiten mi libertad.
    Respecto a lo de las gorras, es un debate complicado. Y creo que habría que ir a la raiz. En occidente, llevar gorra es de mala educación porque “esconde los ojos”. Como si fueras a mentir. Lo que lleva a llevar el velo es una cuestión de creencia religiosa. No creo que debamos cortarlo por el mismo rasero. Dicho lo cual, si alguien me quiere hablar con gorra y es joven, no me lo tomaré como una ofensa. Lo hacen con naturalidad.

    Alberto

    Miércoles, mayo 5, 2010 at 12:04 pm

    • Y cuál es el “nivel de población suficiente”? Por ejemplo ahora el pastafarismo podría ser religión oficial en España: http://iglesiapastafari.wordpress.com/2010/05/05/legalizacion-de-la-iglesia-pastafari-en-proceso/ Y si se legaliza y mi creencia religiosa es ir vestido de pirata? Sé que voy al extremo, pero lo hago precisamente para encontrar la respuesta a: ¿dónde está el límite entre lo aceptable y lo que no?

      El pastafarismo es una parodia. Pero por ejemplo la cienciología no lo es. Imagina que los cienciólogos, surgidos hace relativamente poco, tuvieran unas tradiciones incompatibles con alguna norma de convivencia y crecieran en adeptos.

      ¡Un saludo! Gracias por tus comentarios!

      gimenete

      Miércoles, mayo 5, 2010 at 7:38 pm

  4. aqui no estamos ablando de la libertad de eleccion de la niña a llevar velo,en Francia esta prohibido esto,y saben por que? porque viola los derechos de la mujer en su eleccion de llevar velo,asi que,aunque diga que lo lleva por eleccion,esto no es asi.

    Elpensador

    Viernes, junio 4, 2010 at 7:40 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: