Fascinación por la vida

Divagaciones mentales de Alberto Gimeno

Sobre el manifiesto y la neutralidad en la Red

Mucho se ha escrito sobre el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible. Pero creo que hay demasiado ruido y no ha quedado claro nada. Tanto por parte de los que han creado y promovido el manifiesto, como por parte del Ministerio de Cultura. Quiero dejar muy claro los puntos más importantes.

Qué es lo que ha levantado tanta polémica

El anteproyecto pretende crear una comisión con poder para cerrar páginas web.

Por qué el comité debe preocuparnos

  • Porque va contra la división de poderes. Los que apoyamos el manifiesto queremos que solo un juez tenga poder para cerrar una web. Del mismo modo que solo un juez puede cerrar un periódico. Se trata simplemente de defender los derechos civiles, nuestras garantías como ciudadanos, y la Constitución que contempla nuestro derecho a la no interrupción de las comunicaciones a no ser que sea por orden judicial.
  • Con lo anterior es más que suficiente para estar en contra. Pero es que además se trata de un comité político. El comité es elegido por el gobierno a su antojo. En principio estaría formado por la SGAE y empresas de telecomunicaciones. Pero podría perfectamente convertirse en un aparato de censura y represión. ¿Se me va la pinza? No, solo hay que echar un ojo a una democracia europea vecina, Italia, y su primer ministro, Berlusconi, para ver cómo la acumulación de poder es muy peligrosa.

Por qué quieren crear ese comité

Las entidades de gestión (SGAE y compañía) y las discográficas quieren terminar con las descargas ilegales, el P2P, etc. Estoy de acuerdo en que lo hagan, pero sin vulnerar el Estado de Derecho, la división de poderes, la Constitución y los derechos civiles.

Qué páginas quieren cerrar

Quieren cerrar las páginas de enlaces. En las redes P2P gracias a un enlace puedes encontrar un archivo. Pero ese archivo no está en un único sitio, sino que lo tienen decenas o cientos de personas. Ir contra cientos de personas es muy difícil, por eso quieren cerrar las páginas de enlaces. Es más fácil de golpe dificultar la difusión de una gran cantidad de contenidos.

Por qué esto también es peligroso

Estoy de acuerdo en que quieran luchar contra las descargas ilegales. Sin embargo enlazar no es un delito. Si enlazar se considerase delito habría que empezar cerrando Google y cualquier otro motor de búsqueda. ¿Estoy cometiendo un delito si pego un enlace que apunta a un vídeo de YouTube que infringe algún derecho de autor? No, quien comete el delito es quien ha subido el vídeo, no el que enlaza a él.

Por qué no van contra los usuarios que piratean los contenidos

Porque es muy difícil. Tienen que buscar y denunciar uno a uno. Además igual que nadie puede pincharte el teléfono nadie debería poder interceptar tus comunicaciones en Internet sin previa autorización judicial. Y para que haya una autorización judicial debe primero haber indicios de delito. En definitiva no pueden (ni deberían poder) ir espiando a la gente para ver quién está cometiendo un delito y quién no. Esto también lo recoge el manifiesto. En primer lugar debemos defender nuestros derechos constitucionales: el derecho a que nuestras comunicaciones no sean interceptadas y el derecho a la intimidad.

Cómo se protegen entonces los derechos de autor

Que busquen la forma, es su necesidad. Pero que bajo ningún concepto intenten saltarse los derechos fundamentales de los ciudadanos.

Pero cómo pueden hacerlo

Sinceramente creo que tarde o temprano se darán cuenta de que deben buscar un modelo de negocio que funcione a pesar de que la gente copie contenidos. Porque…

  • Los contenidos siempre se van a poder copiar. Si puedes reproducirlo puedes copiarlo. Siempre van a haber formas de saltarse las protecciones anticopia y siempre va a haber infinidad de formas de compartir la información (internet, discos duros,…) y siempre va a haber gente que va a querer obtener esos contenidos de manera gratuita, porque copiarlos apenas cuesta dinero.
  • Muchos artistas se han dado cuenta de que ganan mucho más por sus conciertos que por sus discos. De modo que han puesto la música a disposición de la gente libremente para darse a conocer y así dar más conciertos.
  • En EEUU puedes pagar por ver películas y series en alta calidad y en descarga directa en tu ordenador. En la iTunes Store de Apple puedes ver una película por $4. Yo pagaría si estuviera en España. Es una cuestión de experiencia de usuario. Ya pago por alquilar en el videoclub porque quiero contenido de calidad sin esperas. Pago por no esperar, por comodidad. También voy al cine porque en mi casa no tengo una pantalla gigante y un sistema de sonido envolvente. Pago por comodidad y por servicios que no puedo tener en mi casa.
  • Spotify es otro modelo interesante. Es una radio a la carta. Tienes música a la carta, sin esperas, con buena calidad. De nuevo es una cuestión de experiencia de usuario. Se financian con cuñas publicitarias o también puedes pagar por no escuchar la publicidad.
  • En definitiva creo firmemente que hay modelos de ingresos que no necesitan prohibir la copia. Es más hay modelos que buscan que la obra sea difundida lo máximo posible. Y creo que tarde o temprano esos modelos se impondrán.

En Internet desde hace muchos años funcionan los modelos freemium. Es decir, gratis para unos, y servicios de pago si quieres mejor calidad, más capacidad, menos publicidad, etc. Hay usuarios que pagan y otros no. Los que no pagan también ayudan al negocio porque difunden el contenido o el servicio, y los que pagan son los que lo hacen rentable. Sólo falta que las discográficas y las entidades de gestión se den cuenta. Pero mientras tanto reitero mi defensa a que hagan lo que quieran con sus obras y si quieren que persigan los delitos de propiedad intelectual, pero siempre que sea respetando los derechos fundamentales de los individuos.

Written by gimenete

Martes, diciembre 8, 2009 a 7:30 pm

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] esta ley ya hablé en su día. Mostré mis argumentos por los que estoy en contra de la reforma encubierta de la LSSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la Información). Se ve que […]


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: