Fascinación por la vida

Divagaciones mentales de Alberto Gimeno

Empresas que sobresalen

Empresas que destacan (Good to great)

Empresas que sobresalen (Good to great)

Para mi cumpleaños mis compañeros y socios me regalaron este libro: Empresas que sobresalen (Good to great) (¡gracias!🙂. Se trata de un libro que recopila las conclusiones de un exhaustivo estudio realizado sobre empresas que se transformaron de empresas casi mediocres a empresas magníficas. El libro las define como empresas que “dieron el salto” y que además supieron mantenerse. El estudio compara estas empresas con las “empresas de comparación”: empresas que no lo consiguieron pese a ser grandes compañías. Algunas de las empresas de comparación tuvieron crecimientos muy importantes pero no supieron mantenerlos en el tiempo.

Después de 5 años estudiando datos, artículos y entrevistas de 28 empresas llegaron a un conjunto de características que según, el equipo investigador, todas las empresas que dieron el salto poseían y las empresas de comparación no, y que fueron determinantes para convertirse en empresas magníficas:

  • Tener un líder de nivel 5. Según los autores los líderes de nivel 5 representan una combinación paradójica de humildad personal y voluntad profesional. Son ambiciosos pero sobre todo para la compañía, no para con ellos mismos. Los líderes de nivel 5 atribuyen el éxito a factores externos (a los empleados, socios,… incluso a la suerte), y cuando la empresa pasa por problemas se responsabilizan de la situación. Algunas de las empresas de comparación tenían líderes que supieron hacer crecer enormemente a sus empresas pero fueron líderes ególatras en busca de fama y éxito personal que tomaron decisiones arriesgadas que a corto plazo parecieron funcionar pero que a largo plazo produjeron consecuencias nefastas. Normalmente los líderes ególatras no se molestaban si quiera en elegir un buen sucesor.
  • Elegir a las personas adecuadas. Las empresas que dieron el salto se caracterizan porque en la etapa de transición comenzaron a contratar a las personas adecuadas. Una vez la empresa contó con el equipo adecuado y se hicieron las preguntas adecuadas supieron guiar a la compañía hasta convertirla en una empresa magnífica. Primero solucionaron el “quién” eligiendo un equipo magnífico, y luego se preguntaron el “qué”. Esto coincide con otro libro que estoy leyendo: Founders at work. Muchas de las empresas en Founders at work surgieron de personas que querían hacer cosas juntos, aunque no sabían exactamente qué iban a hacer, primero fundaban la empresa y luego decidían qué iban a hacer con ella. En Empresas que sobresalen también apuntan que ninguna de las empresas que dieron el salto hizo reestructuraciones enormes, sino que fueron poco a poco eligiendo a la gente adecuada.
  • Hacer frente a las adversidades. Las empresas que dieron el salto hicieron un esfuerzo honesto para determinar la verdadera situación de la empresa antes de dar el salto. No se engañaron a sí mismas, e hicieron las preguntas adecuadas. Me ha gustado mucho esto último, un buen líder no da las respuestas adecuadas, sino que hace las preguntas adecuadas, para entablar un diálogo participativo y analizar la situación sin culpar a nadie.
  • Tener muy claro el concepto principal. Las empresas que dieron el salto hicieron una cosa, y la hicieron muy bien. Tuvieron claro qué era lo que podían hacer mejor que cualquier otra empresa, tuvieron claro que no sólo debían hacer eso, sino que querían hacerlo, les apasionaba, y tuvieron muy claro cuál era la mejor métrica de negocio que les podía indicar mejor que estaban haciendo las cosas bien.
  • Cultura de disciplina.Todas las empresas que dieron el salto tenían una cultura de disciplina en la que todas las personas tenían claro el punto anterior: el concepto principal. No obstante no eran empresas altamente burocráticas. Según los autores la burocracia es necesaria cuando la gente no es disciplinada, la burocracia es necesaria para forzar la disciplina. Sin embargo una empresa con gran ética emprendedora y disciplina personal hacen poco necesaria la burocracia.
  • Aceleradores de tecnología. El estudio concluye que la tecnología es un acelerador, pero que por sí sola no es motor de cambio. Las empresas que dieron el salto son pioneras en la aplicación de tecnologías cuidadosamente seleccionadas, que encajen con todo lo anterior.
  • El disco y la espiral de declive. Todas las características anteriores conforman un proceso por el que, según el estudio, han pasado todas las empresas que dieron el salto. Es un proceso de un paso detrás de otro: primero tener un líder de nivel 5, luego elegir a las personas adecuadas, etc. Sin embargo hay un factor constante en todo el proceso: el disco. El autor imagina un gigantesco disco de acero que hay que hacer rotar para que la empresa avance. El disco no se hace rotar gracias a un gran impulso, sino que hay que ir haciéndolo rotar a través de pequeños impulsos uno detrás de otro. El estudio no ha encontrado ninguna acción individual clave en el éxito de las empresas que dieron el salto, sino que el éxito se debió a muchas pequeñas decisiones que una tras otra hicieron rotar el disco. Y por el contrario las compañías de comparación en lugar de intentar acumular impulso buscan directamente un punto de ruptura, un cambio revolucionario, intentándolo una y otra vez, sin éxito, sin rumbo, en una espiral de declive.

Finalmente el autor del libro compara este estudio con el realizado para escribir el libro “Empresas que perduran” (Built to last).

Es un libro sin duda muy interesante, con claros ejemplos de comparación entre las empresas que dieron el salto y las que no. Las conclusiones creo que son aplicables a cualquier tipo de empresa, he incluso alguna conclusión es directamente aplicable a la vida personal: hacer frente a las adversidades de manera honesta sin engañarse uno mismo y elegir a las personas adecuadas.

Written by gimenete

Viernes, septiembre 25, 2009 a 10:25 am

Publicado en libros

Tagged with

A %d blogueros les gusta esto: