Fascinación por la vida

Divagaciones mentales de Alberto Gimeno

El dichoso modelo productivo

Durante los últimos meses se ha dicho que España tiene que cambiar el modelo productivo. ¿Pero qué es eso? ¿Cambiarlo de qué a qué? La cuestión última es por qué nuestro sistema de bienestar genera desempleo y mata la innovación. Bueno, voy a intentar ordenar mis reflexiones.

España durante muchos años se ha basado mucho en la industria automovilísica, el turismo y el ladrillo. Son tres sectores que han creado, en mi opinión, una economía con pies de barro. La industria del automóvil vino aquí por la mano de obra barata, pero por el mismo motivo se va a ir tarde o temprano a otros países. Es la temida deslocalización. En los últimos meses y años vemos a políticos, sindicatos y empresas negociar incansablemente los ajustes salariales, la reducción de horas en las jornadas laborales y qué automóviles se van a seguir fabricando en las fábricas españolas. Y es que España ya no es un país barato, y por el mismo motivo el sector del turismo ya se empieza a resentir. Y luego está el sector inmobiliario que todos sabemos cómo está. Los precios de la vivienda no dejan de bajar y parece que no pararán de bajar hasta dentro de un par de años. La burbuja no se ha pinchado, ha explotado.

¿Qué podemos hacer? No tenemos recursos naturales en los que basar la economía, ¿qué podemos exportar? ¿qué podemos incentivar? Yo creo que España tiene un potencial muy importante, pero no se está explotando. Creo que deberíamos apoyar nuestra economía cada vez más en la innovación, la investigación y la tecnología. Pero cada vez estamos más lejos de esa posible realidad. En una reciente encuesta más de la mitad de los universitarios quiere ser funcionario cuando acabe la carrera, y sólo el 20% optaría por crear una empresa. ¿Cómo se va a innovar? ¿Cómo se van a crear empresas y por tanto crear empleo? Hace muy poco España ha alcanzado 3 millones de funcionarios. Está claro que los españoles no tenemos espíritu emprendedor. Y sino, mirad los bares, restaurantes y locales de la ciudad. Ahora los gestionan inmigrantes chinos: bares, restaurantes, bazares. ¡Esos sí que son emprendedores! No tenemos ni espíritu emprendedor ni investigador. Las carreras de Física, Química y Matemáticas han perdido un 30% de alumnos desde 1997. Y España siempre está a la cola de Europa en porcentaje del PIB destinado a investigación.

Tenemos poca gente que quiera investigar, innovar o emprender, y además les ponemos las cosas difíciles. La investigación en España tiene tan pocos fondos que los jóvenes investigadores emigran a otros países. Para los emprendedores tampoco ayuda la mentalidad de la sociedad. Para muchos ciudadanos de este país un emprendedor es un empresario, un oportunista que quiere hacer dinero a costa de los demás. Y a parte de la poca concienciación social en cuanto a la emprendeduría, está la burocracia y las trabas fiscales. Jesús Encinar (fundador de idealista.com) recientemente reflexionó sobre 3 sencillas medidas para fomentar las empresas de alta tecnología. Y es que en España todavía es complicado crear una empresa. Según un estudio del banco mundial en España se tarda una media de 47 días y diez procedimientos en abrir una empresa. ¡Hay países que se puede hacer en un día! ¿Por qué no vía web con el dni electrónico?

Y no sólo no hay tradición emprendedora o investigadora, sino que somos unos incompetentes. Los españoles trabajamos más horas que el resto de los europeos pero somos menos productivos. Todavía arrastramos la tradicional jornada partida, mientras que otros países experimentan una jornada laboral de 10 horas al día, 4 días a la semana con muy buenos resultados.

Creo también que quizá el mercado laboral es poco flexible. Es caro despedir a la gente, por lo que las empresas muy a su pesar muchas veces tienen que mantener en plantilla a personas incompetentes simplemente porque llevan muchos años y les saldría muy caro despedirlas. Y el hecho de que esas personas sigan encostradas en su puesto de trabajo hace que una posible persona mucho más válida pueda estar sin empleo. Se premia a la gente sólo por antigüedad y no por méritos. Creo que al menos se debería estudiar un concepto de mercado laboral: la flexiguridad. Consiste en que el despido sea más barato a cambio de que las prestaciones por desempleo sean mucho más altas. Esto permite una mayor competitividad entre trabajadores, lo que mejoraría la competitividad de las empresas tanto dentro como fuera de España. Además se estimula la rotación de los trabajadores. Una persona que ha trabajado en varias empresas tiene mucha más experiencia que una persona que siempre ha trabajado en la misma empresa (en definitiva una persona que muy posiblemente siempre ha hecho las cosas de la misma manera). Se mejorarían así los métodos, las metodologías y los procedimientos de trabajo, y las personas tendrían mayor experiencia laboral porque casi nunca trabajas en puestos de trabajo exactamente iguales.

En definitiva en España creo que hay muchas cosas que cambiar y por el momento no parece que vayan a cambiar.

Actualizado. Abel me recuerda en un comentario que España está jugando un papel muy importante en las energías renovables. Creo que es un mercado en el que España tiene la oportunidad de exportar tecnología.

Written by gimenete

Miércoles, septiembre 9, 2009 a 3:22 pm

Publicado en economia

14 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Ufff, no estoy en casi nada de acuerdo contigo🙂. A ver por donde empiezo… (todo lo que te voy a contar es por vivirlo en primera persona o de personas cercanas de las que me puedo fiar… nada leido en periodicos o internet):

    “No tenemos recursos naturales” <— España es todo un pais en potencia en cuanto a energias renovables se refiere. Puede producir eolica, hidroelectrica, solar… el petroleo se les acabara algun dia, el viento y el sol espero que no.

    "Todavía arrastramos la tradicional jornada partida" <— jornada que no me gusta nada pero que no sólo se usa en España, aquí en Irlanda tambien la usan. Es el mejor invento del empresario para que "te quedes un rato mas si hace falta".

    "La investigación en España tiene tan pocos fondos que los jóvenes investigadores emigran a otros países" <— no del todo correcto, España tiene fondos (quiza no muchos) y los emplea en pagar becas para que los investigadores se marchen a trabajar con los mas prestigiosos en el extrajero. Lo cual crea un circulo vicioso puesto que cada vez estamos, con nuestro dinero, dando mas prestigio a instituciones y cientificos extranjeros. Exportamos a gente muy capaz con dinero nuestros para que hagan grandes a otros paises… así nos va.

    "Es caro despedir a la gente" <— estás muy equivocado. En España es mas caro despedir a alguien que en USA pero muchiiiisimo mas barato que despedirlo en, por ejemplo, los paises nórdicos (Suecia…). Allí tienes que hacer algo para que te despidan, sino el empresario lo lleva chungo. Yo prefiero parecerme a un pais del norte de Europa que a USA.

    Y para terminar, no envidio en absoluto a USA, un pais donde se premia a los mejores y nunca se menciona en la TV como viven los que "no son los mejores".
    La cultura de las Neocon que nos quieren vender muchos "emprendedores de exito" de nuestro pais no me mola un pelo.

    Ah, en su día ya comenté, no se si estabas tu, que, en mi opinion, lo que deberia haber son salarios bases bajos pero aceptables y mejorar tu salario en funcion de incentivos por productividad. De esa forma el incompetente tiene para comer y el que curra tiene un buen sueldo.

    Ale, despues de la parrafada voy a seguir currando un poquejo mas…🙂

    Abel

    Miércoles, septiembre 9, 2009 at 6:19 pm

  2. La solución a la crisis pasa por el acercamiento a tres puntos de los cuales el ejecutivo español se aleja a pasos acelerados:
    1. Una educación basada en el esfuerzo y la superación personal.
    2. La flexibilización del mercado laboral y mejorar en competitividad.
    3. La bajada de impuestos para así incentivar el consumo.

    Juan lozano

    Miércoles, septiembre 9, 2009 at 8:31 pm

  3. Tienes razón con los recursos naturales. No había pensado en las energías renovables, sobre todo la fotovoltaica. No obstante a lo que me refería es que no tenemos importantes cantidades de recursos naturales que exportar. Con la energía renovable creo que tenemos una gran oportunidad, pero no para exportar energía, sino para exportar tecnología, y eso se está haciendo bastante bien. Por ejemplo Obama nos puso como modelo y se interesó en nuestro modelo de energías renovables. También hemos conseguido exportar la tecnología de Alta Velocidad a Estados Unidos.

    Sobre lo investigación, creo que estamos de acuerdo en que al menos no se hace lo suficiente. Seguimos lejos de la media de los países europeos y desarrollados. http://www.abc.es/20081027/nacional-sociedad/ocde-investigacion-desarrollo-mejora-espana-200810271111.html

    Sobre el despido, me refiero sobre todo a que la indemnización por despido crece mucho según la antigüedad del trabajador. Conozco gente en cuyas empresas hay empleados que simplemente no los despiden porque les saldrían muy caros. Eso lastra mucho a las empresas. Sobre todo a las PYMEs, que constituyen al 90% de las empresas españolas. Lee el artículo que he enlazado sobre la flexiguridad, que se ha adoptado en Dinamarca. En ningún momento he pensado en EEUU.

    ¡Un saludo!

    gimenete

    Miércoles, septiembre 9, 2009 at 10:31 pm

  4. Respecto del turismo y de la industria del automóvil en su día creo que fueron un acierto, hoy, no hay duda, han entrado en declive. Pienso que han estado un buen puñado de años dando beneficios a las empresas a los trabajadores y sobre todo al fisco.

    ¿Cual es el modelo productivo que hay que tomar hoy?

    Por supuesto no se debe de apoyar en la construcción. La construcción debe de ser la que pueda ser demandada por el mercado y no lo que ha pasado en los últimos años.

    Creo que hay que apoyar incondicionalmente a las nuevas tecnologías y una podría ser en las nuevas tecnologías renovables, en este campo hay un gran futuro por desarrollar, crear nuevas tecnologías desarrollarlas, fabricarlas y exportarlas. Creo que hay una nueva y gran industria por desarrollar.

    Respecto de los funcionarios si sumamos los de las Comunidades puede que sobrepasen en número, no quiero comentar otros aspectos.

    En cuanto a la contratación laboral, este tema requiere un capitulo a desarrollar y a debatir ampliamente y necesita una buena reforma legal.

    isa

    Miércoles, septiembre 9, 2009 at 10:58 pm

  5. Creo que has hecho un excelente artículo, quizás en mi opinión te has saltado un matiz que me gustaría destacar y es que, en gran parte los problemas que padecemos actualmente ( una mentalidad rentista para nada emprendedora, por ejemplo) son efecto de la tradición. Por ejemplo la tradición rentista fue la que impidió que hubiera una burguesía emprendedora y por lo tanto que se industrializara España.

    Pero esta tradición como todas, se pueden cambiar, el factor determinante en este cambio es cómo es transmitida dicha tradición. Por ello sólo si en los colegios se educa con unos valores nuevos que rompan con la mentalidad social heredada se podrá cambiar dicha mentalidad.

    No obstante, en España, por tradición también, históricamente ( exceptúando breves periodos como la II República) nunca se ha dado una gran importancia a la educación. Mentalidad que también hemos heredado, sólo hace falta fijarse en el porcentaje dedicado de los Presupuestos Nacionales a educación y compararlo con otros países del resto de Europa.

    Y ello por no hablar de cómo históricamente y actualmente en España, la educación es utilizada como una herramienta política, mientras que en otros países de Europa, como Alemania, han alcanzado un consenso entre los partidos mayoritarios sobre la educación.

    Por ello defiendo que la herramienta del cambio es y será la educación, de hecho, además de cambiar la mentalidad será la herramienta para que,en un mundo globalizado, donde España ya no es un país atrasado que posea mano de obra barata,este pueda ofrecer servicios o productos de calidad que nos distingan.

    Coke

    Jueves, septiembre 10, 2009 at 1:58 pm

  6. Gracias Coke.

    Estoy completamente de acuerdo en que la educación es un factor clave en cualquier sociedad desarrollada, y en España no se tiene suficientemente en cuenta. Si encuentro suficientes datos para hacer una reflexión intentaré escribir un artículo sobre ello.

    ¡Un saludo!

    gimenete

    Jueves, septiembre 10, 2009 at 2:16 pm

  7. ¡Por fin llegó este artículo!
    Básicamente de acuerdo en todo, aunque como siempre, pienso que todo lo relacionado con la economía, es siempre más complicado de que lo que parece. Y ya no hablemos de macroeconomía. Pones en un lado, pero quitas de otro, un lío. No se puede hablar tan alegremente de medidas, hay que pensar las cosas bastante más. En cualquier caso, por algún sitio hay que empezar, yo, incluso, me atrevería a probar.
    Coincido con el último comentario. Lo más importante es un cambio en la mentalidad de la gente, pero un cambio enorme, casi un lavado mental. Es increíble la cantidad de gente de 25 años que, tras trabajar desde los 16 o los 18 años, deciden ponerse a estudiar. Si la gente joven, estuviese lo suficientemente informada, y bien “influenciada”, esto no pasaría. Desgraciadamente la falta de responsabilidad social, el “agárralo y corre” existente en nuestro país, nos impide mirar más allá de nuestro propio ombligo. Y cada vez me gusta menos esto del estado de bienestar. Y es que, se ayuda más al que no quiere trabajar, que al que realmente no puede y tiene verdaderos problemas.
    Y lo del funcionariado…. buffffffffff, ahí habría que meter mano de forma exagerada. No somos alemanes, no trabajamos porque es lo que tenemos que hacer, somos españoles, trabajamos porque nos vigila el jefe. Debería exigirse un nivel de productividad y profesionalidad. En el siglo XXI, ni duques ni condes, ser funcionario es el título nobiliario más valioso.
    No sé que va a pasar, no quiero ser catastrofista, pero no me gusta nada como navegamos a la deriva. Y no me gustaría verme obligado a abandonar el barco, aunque más nos valdría ir perfeccionando idiomas a todos.

    elnoziya

    Jueves, septiembre 10, 2009 at 8:50 pm

  8. Con respecto a lo de “En una reciente encuesta más de la mitad de los universitarios quiere ser funcionario”, no sé que tiene de malo.

    No soy funcionario pero conozco de primera mano a varios y sé que, al menos los que conozco, trabajan bastante. Siempre se asocia a funcionario con “poco trabajador” (como si todos los no-funcionarios fuesen muy trabajadores) pero eso es falso, ya que en todos los sitios hay gente competente … y gente incompetente.

    Admiro el movimiento emprendedor, pero entiendo que no todas las personas tengan las mismas inquietudes y de hecho me parece bueno que sea así.

    Lo que para mí sí es significativo es que hagan encuestas en los institutos para saber a qué se quieren dedicar los estudiantes y estos respondan que lo que quieren es ser “famoso”.

    Saludos

    Raúl Expósito

    Jueves, septiembre 10, 2009 at 11:43 pm

  9. No tiene nada de malo ser funcionario. El problema es que haya tantos. Los funcionarios no crean empresas que generen puestos de trabajo, los empresarios sí. Por eso necesitamos más emprendedores, para generar más puestos de trabajo.

    gimenete

    Viernes, septiembre 11, 2009 at 4:44 pm

  10. Los funcionarios que dicen que curran mucho es porque nunca han trabajado para la empresa privada y no pueden comparar. Los hay que trabajan y los que no trabajan pero ninguno trabaja con la exigencia que se curra en la empresa privada.
    Y por supuesto que hay vagos e incompetentes en la empresa privada, criticar a unos no significar disculpar a los otros.

    Abel

    Lunes, septiembre 14, 2009 at 12:01 pm

  11. Un debate muy interesante, gimenete. Lo que dices es cierto: el vaso está medio vacío. Pero, si te fijas bien, también está medio lleno:

    1) De los 3 millones de funcionarios, la inmensa mayoría son médicos, enfermeros, policías, bomberos y maestros. Claro que en otros países la sanidad, la educación y hasta la seguridad son mayoritariamente privadas, pero no es eso lo que queremos en España, ¿o sí?

    2) Mucho más preocupantes que la burocracia estatal y el funcionariado estatal son los burócratas y funcionarios empresariales. Piénsalo bien: ¿debe ser el Estado (la Universidad, etc.) quien financie la innovación, o lo deben hacer las grandes empresas? ¿Y por qué no lo hacen? Por pura burocracia e inflexibilidad empresarial. “Cultura funcionarial” dentro de la empresa, si lo prefieres.

    3) La economía española es terrible… ¿pero comparada con cuál? Lideramos en renovables, banca, infraestructuras. ¿No le gustaría decir lo mismo a Italia? Crecimos con la construcción, el turismo y el automóvil. ¿No le gustaría decir lo mismo a Alemania, que lleva estancada ya casi dos décadas? ¿Y qué tal si nos comparamos con la España de hace 20 años?

    4) Y ahora los puntos buenos. Los jóvenes españoles ya no quieren ser funcionarios, sino emprendedores: http://www.cincodias.com/articulo/economia/jovenes-buscan-ser-funcionarios-plantea-abrir-propio-negocio/20091105cdscdieco_8/cdseco/ . España tiene el doble de jóvenes graduados universitarios que países como Alemania. Sabemos que el futuro pasa por la I+D, y creo que se está produciendo un cambio de mentalidad. P.ej. ya hemos superado a Italia en I+D, que no es moco de pavo. Somos líderes en varios sectores (¿quién lo hubiera dicho hace 10 años?). España se ha vuelto pro-empresarial y pro-innovación en muy poquito tiempo (si no, compara nuestras huelgas y funcionarios con los de Francia). ¿Cuántos Parques Tecnológicos se han construido en España en la última década? ¿Cuántos concursos para emprendedores innovadores han surgido en las universidades españolas en la última década?

    En definitiva, España creció como tenía que crecer: por infraestructuras, construcción y bajos salarios. Hasta los años 80, gimenete, no había una sola autovía en este país; ¿cómo íbamos a ser punteros en nada? Ahora estamos en otro estadío de desarrollo, y pasaremos a crecer como los países nórdicos, es decir, con innovación. Los datos macro (como %PIB en educación o en I+D) no son nada malos para nuestra situación actual y nuestro retraso histórico. Y en esta nueva etapa lo haremos bien, estoy seguro.

    Un saludo.

    Diego

    Jueves, noviembre 12, 2009 at 10:06 am

  12. Gracias por el comentario, Diego, es muy interesante. Me parece muy interesante el dato de que los jóvenes españoles ya no quieren ser funcionarios. Quizá esté habiendo un cambio de tendencia. Pero también tomaría con cuidado el dato, porque es sobre una encuesta de tan solo 1000 alumnos.

    Sobre el número de universitarios y el I+D: el número de universitarios creo que no es un dato excesivamente relevante. Porque muchísimos universitarios acaban en trabajos de baja cualificación. Si no se genera empleo para puestos de alta cualificación da igual que seamos líderes en número de universitarios. Y en cuanto a la inversión en I+D se ha recortado más de un 30% en los Presupuestos Generales del Estado para 2010.

    gimenete

    Jueves, noviembre 12, 2009 at 11:54 am

  13. gimenete, cuando yo hablo con ingenieros jóvenes, ninguno me dice que quiere ser funcionario. La mayoría, sin embargo, sí me dicen que les gustaría ser su propio jefe, trabajar como autónomos o montar una start-up. Naturalmente, un médico o una enfermera te dirán que quieren ser funcionarios (lo que no significa en absoluto que no trabajen o no sean productivos: eso es un mito). En las carreras de letras, la cosa es distinta.

    Pero sólo tienes que pensar en ti mismo, que eres fruto de la cultura española actual, para ver que las cosas están cambiando y muy rápido.

    Respecto al número de universitarios, la correlación entre renta per cápita y porcentaje histórico de graduados es casi perfecta. Si tienes interés en el tema, te invito a leer los estudios de un profesor de Harvard, Edward Gläser. Cuando la economía va bien, no hay diferencia entre regiones donde aumenta la tasa de graduados y donde no; pero cuando hay una crisis profunda, las regiones con más graduados se reinventan gracias al emprendizaje mientras que las de “obreros industriales no universitarios” (como podría ser hoy Alemania) se quedan sumidas en una crisis permanente. Por ejemplo, Detroit vs. Nueva York. Sinceramente, que hoy haya el doble de jóvenes ingenieros en España que en Alemania, cuando hace 30 años la situación era justo al revés, sólo puede ser un buen indicador para nuestro futuro.

    Por último, respecto al I+D: en España se ha duplicado el gasto total en I+D en los últimos cinco años, y este año más o menos se mantienen. El mero hecho de que un pequeño recorte haya levantado tanta polémica es un signo más de que la cultura española ha cambiado; es que hoy todo el mundo está de acuerdo en que el I+D es el futuro, cuando hace muy pocos años ni se mencionaba. A falta de datos oficiales, hoy podemos asumir que el I+D está en torno al 1,4% del PIB. Comparado con el 0,6% de Grecia (o de España hace 20 años), el 1% de Italia o el 1,7% de Reino Unido u Holanda, no estamos tan mal. Otros países llevan 30 años invirtiendo más del 3%, como Suecia, pero para una país “nuevo” en la ciencia, no es una mala posición de partida ni mucho menos.

    Insisto, gimenete, y estoy contigo en que ójala los cambios fueron aún más rápidos, pero hay muchos motivos para la esperanza.

    Saludos.

    Diego

    Jueves, noviembre 12, 2009 at 12:29 pm

  14. Gracias de nuevo Diego. Aportas datos muy interesantes. Ojalá tengas razón🙂

    gimenete

    Jueves, noviembre 12, 2009 at 12:33 pm


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: