Fascinación por la vida

Divagaciones mentales de Alberto Gimeno

No marques ninguna casilla

En la declaración de la renta puedes hacer que el 0.70% de tus impuestos vayan a la Iglesia católica. También puedes marcar la casilla de “fines sociales” y ese 0.70% irá a parar a una serie de ONGs. También puedes marcar ambas casillas, en cuyo caso destinarás el 1.40% de tu declaración a organizaciones ajenas al Estado. O también puedes no marcar ninguna. ¿Qué opción elegir?

Yo invito a que no marques ninguna. ¿Por qué?

  • No entiendo el porqué de las casillas. No entiendo porqué el Estado hace de recaudador entre los ciudadanos y entidades privadas.
  • No se sabe en qué se gastarán el dinero esas entidades privadas. Se puede intuir, pero no hay unos presupuestos que lo expliquen de forma clara.
  • Si no marcas ninguna casilla ese dinero irá a parar a los presupuestos del Estado. Irán dedicados a infraestructuras, a becas, a ayudas a la innovación, a… en definitiva ¡a lo que nos interesa a todos!
  • Si quieres donar dinero a la Iglesia o a una ONG, hazte socio, pero no uses los mecanismos del Estado ni los impuestos de todos. Yo soy socio de dos ONGs.
  • Cualquier culto religioso debería autofinanciarse. ¿Por qué hay una casilla para la Iglesia católica y no para cualquier otro culto religioso?
  • Las ONGs deben autofinanciarse también. Curioso nombre “Organización No Gubernametal” para organizaciones que se benefician de la recaudación de impuestos del Estado. Y ¿por qué el dinero va a unas ONGs y otras no?

En definitiva, ¿por qué el Estado hace de recaudador para entidades privadas?

Mi sugerencia es que no marques ninguna casilla. Si quieres destinar dinero a la Iglesia o a ONGs hazlo directamente.

Written by gimenete

Lunes, mayo 18, 2009 a 2:52 pm

Publicado en economia, opinión

Tagged with , , ,

7 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. I agree

    elnoziya

    Lunes, mayo 18, 2009 at 10:29 pm

  2. Hmmm… no estoy muy de acuerdo. Por partes:

    – No entiendo el porqué de las casillas. No entiendo porqué el Estado hace de recaudador entre los ciudadanos y entidades privadas.

    Es cuestión de ponérselo fácil a un montón de gente que, de otra forma, no donaría nada. Para muchos marcar una casilla requiere mucho menos esfuerzo que hacerse socio de una ONG. Y sobre todo, marcando una casilla, no veo salir el dinero, mientras que si me hago socio, sí.

    – No se sabe en qué se gastarán el dinero esas entidades privadas. Se puede intuir, pero no hay unos presupuestos que lo expliquen de forma clara.

    No estoy de acuerdo. Tras haber colaborado con Cruz Roja durante más de 12 años te aseguro que las líneas de acción y las cuentas son bastante públicas. Que haya otras organizaciones de dudosa fiabilidad es otra cuestión, y sobre todo, responsabilidad del Estado.

    Por otro lado, usando una regla de tres, también es muy relativo en qué se va a gastar el estado ese dinero.

    – Si no marcas ninguna casilla ese dinero irá a parar a los presupuestos del Estado. Irán dedicados a infraestructuras, a becas, a ayudas a la innovación, a… en definitiva ¡a lo que nos interesa a todos!

    O a subvenciones a organismos afines al Gobierno. O a licitaciones otorgadas a dedo…. desgraciadamente es todo tan relativo…

    – Si quieres donar dinero a la Iglesia o a una ONG, hazte socio, pero no uses los mecanismos del Estado ni los impuestos de todos. Yo soy socio de dos ONGs.

    Ojo, que son *mis* impuestos.

    – Cualquier culto religioso debería autofinanciarse. ¿Por qué hay una casilla para la Iglesia católica y no para cualquier otro culto religioso?

    Ahí estoy de acuerdo. De todas formas ten en cuenta que estadísticamente este país es católico. Por razones como esta hay una ley que declara el fútbol como interés nacional, y no otros deportes como el hockey sobre hierba.

    – Las ONGs deben autofinanciarse también. Curioso nombre “Organización No Gubernametal” para organizaciones que se benefician de la recaudación de impuestos del Estado. Y ¿por qué el dinero va a unas ONGs y otras no?

    Jeje, y dale. Que son mis impuestos. Precisamente son casillas porque cada uno puede elegir. ¿Que por qué van a unas y a otras no? Pues buena pregunta, pero me imagino que habrá criterios como transparencia, saneamiento de cuentas, ausencia de conflictos judiciales, etc. Pero sí, efectivamente a mí me gustaría saber exactamente cuáles son estos criterios y a qué ONG’s va *mi dinero*.

    – En definitiva, ¿por qué el Estado hace de recaudador para entidades privadas?

    Eso ocurre ya con la SGAE, donde por cierto no hay casilla. No hay elección. En este caso sí, y por eso me parece razonable que cada uno pueda elegir, siendo por tanto un mecanismo fundamental en el caso de las ONG’s.

    Eso de que sean autofinanciables… implicaría que la sociedad en general fuese menos… como es🙂, cosa poco probable. Por eso me parecerán bien mecanismos que ayuden a estas organizaciones, imprescindibles (algunas) bajo mi punto de vista.

    Y sobre todo, el ver cómo los políticos derrochan el dinero público, me hace pensar incluso que el 0,7% es poco😉

    Alvaro Sánchez-Mariscal

    Martes, mayo 19, 2009 at 11:49 am

  3. Tampoco estoy de acuerdo con el canon, ni con la SGAE.

    Si la sociedad tiene que ser menos como es, que sea como debe ser. Y si la sociedad no puede ser así, que sea el Estado quien se encargue directamente de lo que hacen estas ONGs y no podrían hacer sin esa casilla.

    Y no estoy del todo de acuerdo con que el dinero que pagas de impuestos sea tú dinero. Antes de hacer una transacción económica puedes saber cuánto dinero irá a tu bolsillo y cuánto dinero irá a Hacienda. En ese momento sabes y aceptas la situación, sabes que ese dinero no será tuyo pero monentáneamente está en tus manos.

    gimenete

    Martes, mayo 19, 2009 at 12:25 pm

  4. En bastantes puntos, estoy de acuerdo con Álvaro, sobre todo en recalcar el carácter voluntario de esas casillas. Pero también quiero añadir mi opinión en varios aspectos.

    El primero, es que hay varios motivos por los que las ONG’s y la Iglesia Católica necesitan la ayuda económica de los Presupuestos Generales. Uno de los más importantes, en mi opinión, es que son dos tipos de instituciones que no son capaces de generar suficientes ingresos como para autofinanciarse al ser organismos no lucrativos. Otro motivo por el que la Iglesia recibe fondos estatales es que el Gobierno satisface las necesidades (en media) que estiman con ayuda de los gobiernos autonómicos, por lo tanto si se identifica que el país sigue siendo mayoritariamente religioso y católico, se seguirá contribuyendo a su financiación para proteger algo que también es importante para la muchos, lo que no podemos pretender es que se satisfagan las necesidades de cada uno, o lo que nosotros consideremos como “mayoritario” (…”en definitiva ¡a lo que nos interesa a todos!!”…no podemos saber lo que “le interesa a todos”). Además, esas casillas, en mi opinión, tienen más carácter evaluativo que recaudatorio, es un “termómetro social”.

    Y dos cosas más, el Gobierno también tiene un compromiso con la cooperación internacional (Objetivos de desarrollo del Milenio), y para cumplirlos puede ayudarse mediante algunas ONG’s ya existentes.

    Y para terminar, comentar que dudo mucho que ese 0’7% impida o retrase la investigación y la innovación, ese es un asusto pendiente de España, pero no creo que mejore o empeore por marcar una o dos cruces.

    Creo que esas casillas no son para tanto, símplemente son un indicativo de lo que opinan los ciudadanos españoles, y sobre todo, que son voluntarias, cada uno es libre de colaborar, o no con ambas instituciones.

    Leticia Sánchez Clemente

    Jueves, mayo 21, 2009 at 8:17 pm

  5. * Si esas organizaciones no son capaces de autofinanciarse entonces debería ser el estado el que se encargue de las cosas que hacen. Y no creo que la Iglesia sea incapaz de autofinanciarse, siendo que es una entidad que tiene hasta Estado propio, el Estado Vaticano. Que sean sus fieles y sus negocios los que la financien, y no a través de un mecanismo del Estado.

    * Para evitar tener que saber qué es y qué no es lo mayoritario, simplemente que los socios / fieles de estas organizaciones contribuyan directamente.

    * Como “termómetro social” ya valen las encuestas del CIS.

    * Para la cooperación internacional o que se encargue el Estado directamente o que el gasto dirijido a esas ONGs se vote en el Congreso.

    * Sí que podemos saber lo que le interesa a todos. Los presupuestos generales se votan en el congreso y al congreso van los programas electorales que votan los ciudadanos. De modo que SÍ podemos saber lo que le interesa a todos. Los impuestos sirven para pagar aquello que nos interesa a todos.

    * Recuerdo que antes del actual gobierno el presupuesto del Estado dedicado a I+D era del 0.1% (¡7 veces más que ese 0.7!)

    * No digo que sean para tanto o para tan poco. Digo que es un anacronismo. Que la Iglesia debería autofinanciarse (como prometió hace 30 años en el Concordato) y no utilizar mecanismos del Estado. La casilla de las ONGs supongo que se puso para “compensar” y tener alternativa a la de la Iglesia. Pero eso no hace sino crear una situación que en mi opinión no debería existir: el Estado recauda dinero para entidades privadas. Nada más y nada menos. ¿Por qué no una casilla para las víctimas del terrorismo? ¿Por qué no una casilla para el estudio de enfermedades raras? ¿Por qué…?

    gimenete

    Viernes, mayo 22, 2009 at 7:26 pm

  6. Me entero de que la asociación Europa Laica inicia una campaña para que los contribuyentes que no marquen ninguna casilla en su declaración: “La casilla para la Iglesia católica y para ‘otros fines sociales’ son lo mismo”.

    gimenete

    Viernes, mayo 22, 2009 at 7:35 pm

  7. “* No se sabe en qué se gastarán el dinero esas entidades privadas. Se puede intuir, pero no hay unos presupuestos que lo expliquen de forma clara.”

    Así entre nosotros. Me da mucho más miedo el estado que una ONG o la Iglesia Católica. Así que propongo marcar las dos casillas por

    * No se sabe en qué se gastarán el dinero el partido político de turno que este en el poder. Se puede intuir, pero no hay unos presupuestos que lo expliquen de forma clara.

    “De modo que SÍ podemos saber lo que le interesa a todos. Los impuestos sirven para pagar aquello que nos interesa a todos.”

    JA. ¿En serio alguien se cree que a Zapatero (o a Aznar o Felipe antes) van a pagar aquello que nos interesa a todos?. Pero si la política y la democracia en España son un cachondeo

    rafaware

    Viernes, mayo 29, 2009 at 10:14 am


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: