Fascinación por la vida

Divagaciones mentales de Alberto Gimeno

El cambio climático

Ayer estuve viendo un documental titulado: La gran farsa sobre el cambio climático. Es la antítesis de Una verdad incómoda. En este documental se afirma que:

  • El cambio climático no es provocado por la emisión de CO2 por parte del hombre. El clima está cambiando pero la aportación de CO2 a al atmósfera por parte del hombre es sólo una mínima parte. Los volcanes, vegetación, océanos,… emiten muchísimo más CO2 que el ser humano.
  • El aumento de la temperatura se debe principalmente a la actividad solar: aparición y desaparición de manchas solares; y la creación de nubes basada en el viento solar.
  • El aumento de CO2 no causa un aumento de la temperatura, sino que el razonamiento es el contrario: el aumento de temperatura (debido principalmente al Sol) aumenta la cantidad de CO2 en la atmósfera ya que los océanos se calientan y al calentarse expulsan más CO2 del que absorben.
  • El deshielo de los glaciares se produce por un ciclo natural. Por ejemplo en otras épocas Groenlandia tenía mucho menos hielo que en la actualidad.
  • La mayor parte del aumento de temperatura en este siglo se produjo antes de 1940.
  • De hecho, tras la Segunda Guerra Mundial, entre 1940 y 1975, período de máxima expansión de la industria, la temperatura disminuyó.
  • El bulo del cambio climático ha sido alimentado por:
    • El gobierno británico para fomentar la energía nuclear en detrimento de las energías basadas en combustibles fósiles para así disminuir la dependencia del petróleo y por tanto de Oriente Medio.
    • Los grupos anti-sistema. Tras la caída del muro de Berlín y el fracaso del comunismo enfrentarse a la industria con la excusa del ecologismo es un objetivo de los anti-sistema.
    • Los gobiernos de los países desarrollados para evitar el progreso de los países con economías emergentes. El protocolo de Kioto pone límites de emisión hasta a los países en desarrollo.
    • Los medios de comunicación para vender titulares.
    • Empresas y puestos dependientes de que se mantenga esta farsa.

El documental está basado casi íntegramente en entrevistas a científicos. Todos ellos respaldan las afirmaciones anteriores concluyendo en que el clima está cambiando pero no debido a las emisiones de CO2 provocadas por el hombre. En el mismo documental los científicos afirman no estar siendo pagados por ninguna empresa de gas o petróleo.

Tras ver este documental pienso que debería haber un debate abierto sobre el tema. Los datos aportados en las gráficas que muestra el documental parecen muy plausibles y sus argumentaciones muy verosímiles.

Lo que sí que es cierto es que aunque el hombre no sea el culpable del calentamiento global sí que seguimos siendo responsables de la desaparición de especies, la contaminación del agua, y la desertificación debido a la tala indiscriminada de árboles. Digo esto por si alguien ve el vídeo y decide que ya puede contaminar todo lo que quiera, que no pasa nada. El CO2 es uno de los tantos residuos que producimos, pero no el único.

Bueno, aquí está el documental:

Written by gimenete

Lunes, enero 14, 2008 a 4:34 pm

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] temperatura Con la mosca detrás de la oreja por el documental que ví el otro día sobre “la farsa del cambio climático“, esta mañana he descubierto el blog CO2. Me estoy leyendo todos sus últimos artículos. En […]

  2. […] ipcc, nasa, siglo XX En los últimos artículos he reflexionado sobre el cambio climático (aquí y aquí). El tema va a traer cola porque las posturas están […]

  3. […] Un documental que cuestionaba el cambio climático tergiversó opiniones de expertos. Tras una investigación, el regulador consideró que el documental, escrito y dirigido por Martin Durkin, se saltó varios artículos del Código de Televisión, incluidas unas críticas a comentarios de King en la Cámara de los Comunes que no había realizado nunca, y denunció las “significativas acusaciones” expuestas sin haber ofrecido una “posibilidad apropiada y oportuna” de respuesta. […] Con todo, según el regulador, la parcialidad y la omisión de datos no conllevó que los espectadores resultasen “materialmente engañados” como para estipular daños o incluso un delito por el programa. De este documental hablé en su momento. […]


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: