Fascinación por la vida

Divagaciones mentales de Alberto Gimeno

Déjà vu

En los últimos días he tenido varios déjà vu (paramnesia). Durante mi vida me ha ocurrido muchísimas veces. Me ocurren por temporadas. Y parece que ahora estoy en una de esas temporadas. Algunas veces son breves, otras veces son muy largos.

Suelo tener la sensación de haber estado anteriormente en lugares. En una ocasión me ocurrió tener la sensación de haber estado anteriormente en un museo. Sentí reconocer al guardia de seguridad que era negro, alto y fuerte, situado a la izquierda del arco detector de metales. Bueno, hay muchos guardias de seguridad negros y por su profesión altos y fuertes. Y obviamente en los museos es frecuente encontrar un arco detector de metales. Pero sentí también que ya sabía cómo era el recibidor del museo, cómo se accedía a la zona donde estaba el guarda de seguridad, sentí que ya sabía que en el fondo de la recepción ya había visto esa enorme pared grisácea con letras grandes blancas. Vamos, durante unos veinte o treinta segundos sentí que todo lo que estaba viendo ya lo había visto antes. El otro día me pasó en Florencia. Sentí que ya había estado en un parque, reconocí el bar que estaba en frente del parque, la calle que lo rodeaba y el puente que había al otro lado para cruzar el río. Todos los detalles: situación de las cosas, aspecto, etc. encajaban perfectamente; allí ya había estado (eso es que lo que sentí). Es una sensación asombrosa.

Cuando me ocurren varios días seguidos, estos déjà vu suelen ir acompañados de “premoniciones”. Me suele ocurrir que pienso en algo, normalmente algo nada trascendente, y al cabo de unas horas o pocos días ocurren cosas íntimamente relacionadas con ese pensamiento. Por ejemplo esta mañana he pensado, en un anuncio en el que aparecía Salvador Dalí. Un compañero me ha dicho “el envoltorio es importante” refiriéndose a la imagen que ofrecen marcas y productos. Automáticamente he pensado en un breve reportaje que vi de Salvador Dalí. Era un hombre que explotaba al máximo su imagen, y llegó a protagonizar anuncios de televisión. Concretamente me he acordado de un anuncio de unas líneas aéreas estadounidenses. Bueno, pues resulta que hace cinco minutos mi lector de RSS apuntaba a esta noticia: Salvador Dalí en comerciales de TV. Es una chorrada pero no deja de ser curioso. Para más detalles el anuncio en el que he pensado no sale en el vídeo al que se enlaza.

La “premonición” más clara que he tenido fue un sueño. En el sueño Dios aparecía (en forma de nube y voz grave) y me daba una biblia para que la leyese. La biblia estaba en hebreo, y le decía a Dios que no sabía leerla y le preguntaba qué parte debía leer. Entonces Dios me señalaba con su mano que salía de la nube. Me indicaba claramente dos palabras: Van Halen. Tras esto desperté. Vaya sueño absurdo y surrealista, pensé (soy ateo). Como de costumbre encendí mi portátil nada vez despertarme y fui a uno de los foros que frecuento. Y entonces ocurrió la gran casualidad: el nick del autor del último tema del foro era: Van Halen. Imaginaos mi cara de asombro. Sueño con Dios, me dice que lea la biblia, concretamente dos palabras: Van Halen. Me despierto y lo primero que leo es el título de un post en un foro en el cual el nick del autor es Van Halen. Pffff, que surrealista. Hasta ese día ni si quiera sabía que Van Halen era una grupo de rock americano.

A parte de estas “premoniciones” suelo tener otras muy curiosas. Por ejemplo durante todo un año solía “adivinar” los capítulos de los Simpson que iban a emitir al día siguiente. Una vez subía en el ascensor de mi casa pensando en una secuencia de un episodio y nada más entrar en el salón vi el televisor y estaban emitiendo esa misma secuencia de ese mismo episodio. Otra anécdota curiosa es que esta mañana he pensado en unas patatas fritas que me gustan y que no habré comido más que dos o tres veces en mi vida. Son unas patatas fritas onduladas típicas de bolsa. Pero son unas muy especiales: sus ondulaciones son muy grandes; especialmente grandes. Pues bien, ¡tan sólo dos horas después una amiga me ha sorprendido ofreciéndome esas mismas patatas fritas!

No creo en que tenga una capacidad sobrenatural ni un don ni nada por el estilo. No creo en Dios, no creo en casi nada que no pueda ver o palpar. Esta paramnesia y estas “premoniciones” no dejan de ser una curiosidad en mi vida. Pero una curiosidad fascinante que se repite por temporadas. Hacía más de un año que no me ocurría.

Written by gimenete

Viernes, mayo 18, 2007 a 4:06 pm

Publicado en yo mi myself

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Hace tiempo que no me pasan esas cosas.

    Me solían pasar en épocas muy creativas😀. Por ejemplo cuando escribía mi libro.

    Eso confirma mi teoría de que hay un ser superior que escucha nuestros pensamientos para hacerlos realidad. El hecho de que nos haga caso a unos pocos elegidos significa que en nuestro poder está controlar el mundo.

    O eso, o el ser humano está evolucionando, o a alguien le gusta jugar con nuestra mente.

    GoLo

    Viernes, mayo 18, 2007 at 11:05 pm

  2. JAJAJA. Se te va. Pero mira por donde acabo de tener una micro-“premonición”. El otro día pensé en tu libro y en que podrías imprimirlo en http://www.lulu.com

    saludos!

    gimenete

    Viernes, mayo 18, 2007 at 11:28 pm

  3. En Matrix un déjà vu es un fallo del sistema.
    A ver si, después de Neo, vas a ser tú El Elegido.

    rubén

    Miércoles, mayo 30, 2007 at 8:40 pm

  4. la verdad es que hay muchas cosas extrañas en esta vida, quizás jamás las comprenderemos, puede que tengan una explicación científica que conozcamos, puede que no, pero definitivamente es cierto que nuestra cerebro es más poderoso de lo que imaginamos.

    También me han sucedido cosas extrañas, y llegan a sorprenderme o a asustarme a veces. Hace más o menos 12 años tuve un sueño con el incendio de una especie de crucero donde me encontraba con mis compañeras de colegio, vi que se quemaba completamente una de mis mejores amigas. A la semana soñé que mi mano deecha estaba horrible, herida, no se qué, y por no cuidarla cada vez se ponía peor. Más o menos un semana después hubo un incendio en el laboratorio de química del colegio, nos quemamos 5, yo sólo un poco mi mano derecha. Mi amiga fue la más perjudicada, tuvo quemaduras de 3er grado, necesito incluso injertos en su brazo izquierdo. Yo por no cuidarme la mano la tenía un poco fea, pero posteriormente se recuperó. Afortunadamente le conté a mi mamá el sueño antes de que ocurriera, y fue ella misma la que se encargó de recordarme que eso yo lo había soñado. Mi amiga, la que se quemó en el colegio, murió hace más de un año, a los 28 años por un cáncer de ovario.
    He tenido deja vú, y digo: esto ya pasó y lo que viene es lo siguiente… y resulta que es cierto que eso es lo próximo a suceder. Últimamente me está pasando demasiado, a veces hasta siento miedo, porque no lo entiendo.

    Así igualmente sueños, cosas sin trascendencia que ocurren durante el día. Será que si es cierto que nuestra mente puede hacer tantas cosas, que aparentemente son sobrenaturales, pero quizás son más naturales de lo que pensamos, sólo que las hemos olvidado con el pasar del tiempo y con la evolución del hombre.

    lili

    Sábado, agosto 18, 2007 at 6:52 am

  5. […] pero que sigue ahí, día tras día. El “WTF?” es una sorpresa. Es más parecido al déjà vu de la película Matrix, en dónde había algo que no estaba en su lugar (el gato que pasaba dos […]

    Estimular la observación · InternalComms

    Domingo, septiembre 21, 2008 at 7:13 pm

  6. hola te escrivo por que a mi me pasa lo mismo que ati , los dejavu se estan volviendo algo normal de mi vida..

    odalis

    Jueves, octubre 16, 2008 at 3:42 am


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: