Fascinación por la vida

Divagaciones mentales de Alberto Gimeno

Internet: una revolución social

Internet está claro que ha sido una revolución. En principio fue una revolución comercial. Las empresas se dieron cuenta del potencial que tenían creando una ventanilla o escaparate para vender sus productos y servicios a través de internet.

Sin embargo Internet no sólo supone una revolución comercial. Es una revolución cultural: nunca en la historia una persona había tenido acceso a tanta información. Independientemente de que sea legítimo o ilegítimo, legal o ilegal compartir de forma no lucrativa cualquier archivo a través de internet, lo cierto es que cualquier persona tiene acceso a millones de obras musicales, películas y demás creaciones sin moverse de delante de un ordenador. También se tiene acceso a enciclopedias, diccionarios, artículos, etc.

También es una revolución política. Internet está cambiando al forma de hacer política. Los políticos ahora se acercan muy poco a poco más a la ciudadanía a través de blogs. En EEUU esta revolución política es mucho más palpable que en nuestro país. Sin embargo los partidos políticos ya se han dado cuenta y utilizan también otras herramientas como hace poco vimos en la guerra de vídeos entre PP y PSOE (videocracia).

Pero de lo que quiero hablar es de que Internet también supone una revolución social. La gente tiene la capacidad para comunicarse con cualquier persona del mundo. He conocido gente de Dubai, Taiwán, Marruecos,… También por supuesto gente de España. Las barreras para la comunicación se han derrivado. A día de hoy Internet es la herramienta suficiente para hacerse oir, para organizarse, para colaborar, para compartir. Aquí van algunos ejemplos:

Esta mañana por ejemplo he conocido una página web: Extrabed.in. En ella los bloggers anuncian que están dispuestos a dejar una habitación a otro blogger que la necesite si está de paso en la ciudad. A cambio el blogger que se beneficia de la habitación se compromete a ceder una habitación en su casa a otro blogger que la necesite. Los bloggers así se benefician de forma recíproca cuando tengan que hacer un viaje. Se conoce gente y se comparten experiencias. Me parece una idea fantástica.

Hace un par de meses estuve de viaje en Alemania y para viajar de una ciudad a otra en vez de ir en tren, fui en el coche de un desconocido. Mis compañeros de viaje y yo nos metimos una página web en la que la gente que va a hacer un trayecto en coche se anuncia si tiene plazas libres. Contactas con él para quedar en un sitio a una hora concreta y por una fracción de lo que te hubiera costado el tren viajas con compañía. Más rápido, más cómodo, más barato. Todos beneficiados.

Otro ejemplo es que hoy se ha convocado un apagón para sensibilizar a la gente por el cambio climático. Si no fuera por la capacidad de convocatoria que ofrece Internet, no hubiera sido posible que a esta iniciativa se hubieran sumado la torre Eiffel, la ciudad de las artes y las ciencias de Valencia o la Giralda.

La cadena de televisión CBS ha convocado un concurso a través de Internet. Consiste en hacer un vídeo de 15 segundos y subirlo a YouTube. El vídeo ganador será emitido durante la Super Bowl. Cierto es que el vídeo ganador llegará a millones de personas, pero también lo es que los miles de vídeos que la gente ha subido a YouTube para concursar quizá sen igual de vistos, ya que permanecerán en la web accesibles a todo el mundo. Ahora es más fácil que nunca alzar la voz y enviar un mensaje al mundo.

Y como último ejemplo… Uno de los memes más populares de Internet: Free Hugs. Miles de personas han seguido la iniciativa. Tan simple como quedar un día en la calle para ofrecer abrazos gratis a la gente.

Actualizado. Este vídeo me encanta. Para mí representa las ganas de la gente de comunicarse, de compartir, de expresarse. Porque para expresarse no sólo se usan las palabras.

Written by gimenete

Jueves, febrero 1, 2007 a 4:45 pm

Publicado en internet

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] Hugo Chávez en su revolución socialista se ha topado con algo que no esperaba: la revolución de Internet. […]


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: