Fascinación por la vida

Divagaciones mentales de Alberto Gimeno

The Java jacket

Esta anécdota que os voy a contar ahora es mítica. La recordaré siempre.

Resulta que anualmente una imporatante empresa “de ordenadores” (Sun Microsystems) realiza un congreso en España. Pues bien, en 2005 decidí ir por primera vez al evento. Fuí con un par de compañeros de universidad. El congreso duraba tres días. Acudieron más de mil personas al evento. Durante el primer día en los descansos entre conferencias subía un tipo al escenario y decía que al día siguiente se iba a hacer un concurso muy especial. Era una especie de “freak show”, tenían que participar cinco personas y demostrar una habilidad extraña. El regalo era una chaqueta de cuero con el logotipo de Java bordado a la espalda (sí, Java, eso que tienen los móviles entre otras cosas). Según decían la misma chaqueta la subastaban en eBay por $2.000… Así que me animé, les dije a mis compañeros que subiría. Ellos no me creían. Les dije que no nos podíamos perder el concurso. Al día siguiente había unas ponencias poco interesantes a primera hora de la mañana y a las 11 era el concurso, así que decidimos ir directamente al concurso.

Al día siguiente íbamos muy justos de tiempo. Llegamos al congreso y justo cuando entramos por el salón de actos el tipo del día anterior estaba anunciando que iba a dar comienzo el concurso. Segundos más tarde dijo… ¡por favor, cinco personas que suban al escenario para demostrar una habilidad extraña! Yo estaba en lo más alto de las gradas, me levanté corriendo y bajé las escaleras saltándo los peldaños como una gacela. Casi no llego.

Me subí al escenario. Ya estábamos los cinco concursantes. El hombre que se encargaba del concurso nos explicó que debíamos presentarnos y a continuación explicar qué ibamos a hacer. El primer concursante hizo malabares con unos muñequitos. El segundo empezó a cantar gregoriano… Y el tercero… bueno, el tercero fuí yo y estas fueron mis palabras: “Hola me llamo Alberto y lo que hago extraño es que sé hacer ruidos con la garganta. […] Voy a interpretar las cuatro estaciones de vivaldi”. Bueno, vedlo con vuestros propios ojos… El sonido no es muy bueno, apenas se escucha, y hasta la mitad del vídeo no aparezco, aparece el concursante que canta gregoriano.

Después de que todos los concursantes hubiésemos demostrado nuestras extrañas habilidades el público mediante aplausos valoró nuestras actuaciones. Cuando les tocó el turno de aplaudirme a mí hubo gente que incluso se levantó del asiento. Y por supuesto me entregaron The Java jacket!

Impresionante. Después del congreso un amigo mío encontró esta foto en flickr…

Me in Java Expo 2006 at Madrid

Podeis ver más fotos en mi cuenta de flickr.

Written by gimenete

Martes, octubre 24, 2006 a 4:42 pm

Publicado en anécdotas

A %d blogueros les gusta esto: