Fascinación por la vida

Divagaciones mentales de Alberto Gimeno

Problemas con el banco

Otra anécdota de la que me he acordado esta mañana. Breve pero graciosa…

Me iba de viaje con la universidad a Sevilla. Todos los que íbamos al viaje debíamos ingresar una cantidad de dinero en una cuenta bancaria para costear el viaje. Fuí a mi banco y ésta fue la conversación con la cajera…

– Hola. Quiero hacer una transferencia de esta cuenta a esta otra – le dije señalándole mi libreta y un papel en el que tenía apuntada la otra cuenta bancaria.

– Muy bien – me contestó -.

Pasaron unos minutos en silencio. La cajera empezaba a poner caras extrañas…

– Eh… esto… ummm… no me deja… – decía la cajera mirando al ordenador -.

– ¿Qué?

– Que no me deja hacer la transferencia. Que extraño…

– Vaya.

– ¡Anda! Si hay otra persona que tiene tu mismo DNI…

– ¡¿Cómo?! – exclamé. Madre mía pensé, qué me está diciendo esta mujer… -.
– Uy… Tendrás que ir a la policía a denunciar que otra persona esta utilizando tu DNI…

Le miré con cara extrañado, mientras la mujer seguía tecleando. Esperé a que me dijera algo más, parecía que estaba buscando algo en el ordenador…

– ¡Anda! Y curiosamente esa persona se llama igual que tú – me dijo al cabo de un instante -.

En ese momento no podía creer lo que me estaba diciendo…

– ¡Pero cómo! ¡¡Si esa persona además vive en el mismo sitio que tú!!

Jajajajaja. Ya podeis imaginar mi cara de completo asombro. La cajera estaba convencida de que una persona con mi mismo DNI y mi mismo nombre estaba viviendo en mi casa. Jajajaja. Al cabo de unos segundos recapacitó y me dijo que tenía que ser un error informático (¡ya! un error informático, de esto tengo que hablar en otro post) y que eso ella no me lo podía arreglar. No obstante me realizó la transferencia bancaria, gracias. Fuí a hablar con otra persona del banco y le expliqué mi problema. Al principio me miraba como si estuviera loco o no supiese lo que le estaba diciendo. Pero bueno, después de mi insistencia el hombre me hizo caso y miró en su ordenador. Efectivamente yo estaba dado de alta dos veces en el banco, una de las veces habían puesto mi DNI con dos ceros delante y la otra no, así que para la base de datos eran dos registros diferentes, cuando obviamente no debían serlo. Tras unos días mi problema se solucionó, pero mientras tanto no pude hacer ninguna operación bancaria. Ver para creer, la cajera quería que fuese a denunciarlo a la policía. O quizá debería haberlos denunciado a ellos por incompetencia…😛

Written by gimenete

Martes, octubre 24, 2006 a 4:13 pm

Publicado en anécdotas

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] electronico, banco, medio ambiente, comodidad No sólo me gusta hablar de la incompmetencia bancos y otras empresas. También hay que reconocer las cosas bien […]


Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: