Fascinación por la vida

Divagaciones mentales de Alberto Gimeno

Se aprende de los errores

“De los errores se aprende” es una verdad como un templo. Pero como muchas verdades de la vida, por simples que son, cuesta interiorizarlas realmente.

El otro día reflexionaba y conversaba sobre cómo aprendemos la mayor parte de las cosas en esta vida. Aprendes a mirar por donde pisas después de haber pisado algo que no debías. Aprendes de verdad a asegurarte de que llevas todo en la maleta después de haberte olvidado alguna vez algo que deberías haber llevado. Aprendes a conservar un ticket o una factura cuando la necesitas y te deshiciste de ella. Aprendes a andar después de caerte muchas veces. Aprendes a ir en bicicleta también después de haberte caído otras tantas veces. Aprendes a escribir sin faltas de ortografía después de equivocarte muchísimas veces. Y así un largo etcétera. He puesto ejemplos de la vida cotidiana, pero el ejemplo se aplica a TODO.

En la vida puedes equivocarte en temas personales, en temas laborales, en cualquier cosa. Siempre vas a cometer errores, porque el único tipo de persona que no comete errores es aquel que no hace nada en su vida.

Lo peor de todo no es equivocarse. El peor error que puedes cometer es no aprender de tus errores. Si no aprendes de un error volverás a cometerlo. Puedes convertir un error en un éxito simplemente si logras reconocerlo, asimilarlo y superarlo.

Pero vuelvo a repetir, esto es una perogrullada, ¿verdad? Pues sí, lo es, pero hace falta equivocarse muchas veces para interiorizar esta verdad y recordarla cuando cometas el próximo error (que lo cometerás, seguro).

En resumen, no te preocupes por equivocarte, porque equivocarte te enseña. Equivocarte te enseña a no volver a equivocarte en lo mismo.

About these ads

Written by gimenete

Lunes, septiembre 7, 2009 at 5:55 pm

Publicado en social life

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. A modo de perogrullada, yo una vez me fui de viaje sin camisetas (ni camisas, ofcourse). No me volverá a pasar xD

    Siento que mi comentario no sea tan profundo como tu reflexión :_(

    Tig

    Lunes, septiembre 7, 2009 at 11:31 pm

  2. Ya lo creo que enseña.
    El truco es, por supuesto reconocerlo, pero también es necesario superarlo, de lo contrario volverás a tropezar en la misma piedra. Por ello (CAS) conócete, aceptate y supérate.

    isa

    Miércoles, septiembre 9, 2009 at 11:22 pm

  3. Buena entrada, con tu permiso me gustaría añadir una reflexión mia :-)

    Creo que a todos nos pasa que alguna vez no hacemos esto o aquello, incluso en cosas triviales, por el simple hecho de tener miedo a equivocarnos.

    Hay situaciones concretas en las que hacer lo que hay que hacer y no liarla, pero en el resto de las situaciones, que vienen a ser la inmensa mayoria, ¿por qué no actuar?, ¿por qué no tomar la iniciativa?. Si la cosa sale bien seguramente ganes algo, y si sale mal podrás aprender del error y, de este modo, tambien ganas algo :-). No hay que tener miedo a equivocarse, es natural e incluso sano.

    Leyendo tu entrada leo entre lineas una palabra que no mencionas: proactividad. Una persona proactiva toma la iniciativa y, como consecuencia, puede cometer errores. La que como bien dices no puede cometer errores es la reactiva, aquella que simplemente se deja llevar y, lo que es peor, no hace nada.

    Saludos

    Raúl Expósito

    Jueves, septiembre 10, 2009 at 11:24 pm

  4. Gracias por los comentarios! :)

    gimenete

    Viernes, septiembre 11, 2009 at 4:45 pm

  5. gracias por la informacion ¡¡¡ me sirvio mucho beso sigan asiii

    aloana

    Martes, junio 22, 2010 at 12:35 am


Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: